NUESTRA DEBILIDAD PARA LA HORA DEL TÉ: ENGLISH VICTORIA CAKE

Una de nuestras debilidades para la hora del te es el clásico English Victoria Cake.

 

 

Se dice que fue Anna, la Duquesa de Bedford, una de las damas de honor de la Reina Victoria, quien creó esta deliciosa tarta.

Cuentan que la Reina sentía ataques de hambre a las 5 de la tarde. La Duquesa y sus sirvientes para calmar su ansiedad le servían a escondidas una taza de té y algo de pan. Poco a poco esta práctica se hizo costumbre y la Reina comenzó a invitar a sus amigos al castillo de Belvoir para disfrutar de una merienda que consistía en pequeños bizcochos, pan, mantequilla, dulces,  sandwiches variados y por supuesto, té.
Esta práctica veraniega se hizo tan popular que la Duquesa continuó realizándola al regresar a Londres enviando tarjetas de invitación a sus amigos para compartir con ella “la hora del té”. Pronto esta tradición se extendió en la ciudad y en el país.
La Reina Victoria se enganchó a la moda de los “Tea Parties”. Y entre los dulces, el English Victoria Cake era su favorito.

 

 

 

( Para 8 – 10 Personas )

175 gr. de harina
175 gr. de mantequilla en crema
175 gr. de azúcar vainillada y un poco más para el final
3 huevos medianos, batidos con una cucharada de extracto de vainilla
3-4 cucharadas de mermelada de fresa / frambuesa / fresas con nata
2 moldes de 20 cms. untados con mantequilla y harina

 

 

Precalentar el horno a 180º.

Espolvorear la harina y la sal en un bol y reservar.

En un bol, batir la mantequilla hasta que se convierta en crema. Añadir el azúcar y continuar batiendo hasta que la mezcla se haga ligera y cremosa ( durante aprox. 5 min. con batidora eléctrica, 10 min manual).

Añadir los huevos, de ¼ en ¼ , añadiendo al mismo y de cucharada en cucharada la harina mientras se sigue batiendo a conciencia. Batir el extracto de vainilla con el útlimo huevo. Echar el resto de la harina poco a poco utilizando una cuchara de metal. La mezcla debería caer fácilmente de la cuchara al golpearla contra el borde del bol. Si no es así, añadir una cucharada o dos de agua.
Dividir la mezcla en partes iguales y poner cada una de ellas en los moldes.

Meter al horno en la bandeja central durante 25 min o hasta que el bizcocho esté ligeramente dorado. Dejar el cake en el molde un par de minutos antes de pasarlo a la rejilla para que se enfríe completamente. Si lo has hecho en sólo un molde, cortar por la mitad.

Cuando esté frío, untar una capa de mermelada o la nata con fresas. Espolvorear con azúcar glas.
Aguanta unos 5 días a temperatura ambiente cubierto (si el relleno es de mermelada)

 

 

 

En la tienda Gourmet Pandelino encontrarás algunas deliciosas opciones para versionar el relleno de tu English Victoria Cake casera, como nuestra mermelada de Fresa, nuestro Lemon Curd o mermelada de Limón y Lima.

 

 

 

 

Y si prefieres que nosotros la preparemos por ti puedes encargar tu English Victoria Cake o degustarla en Pandelino acompañada de uno de nuestros tés orgánicos.

 

 

Para encargar esta o cualquier otra tarta en PANDELINO llama al 981 207 584, escríbenos a hola@pandelino.es o pásate por nuestro local (Rosalía de Castro, 7, A Coruña)

BOMBONES UNIVERSALES

 

 

Tengo la enorme suerte de estar asistiendo a un curso de repostería muy especial impartido nada más y nada menos que por Ariel Mendizabal.

 

Ver a este joven Maestro trabajar el chocolate es una delicia para todos los sentidos. Lo que impresiona es la facilidad con la que elabora lo aparentemente complejo. A Ariel se le nota que lo ha “mamado” y es que él ha cogido el relevo de más de tres generaciones de confiteros al servicio del apasionante mundo del dulce.

 

Su premisa es la reestructuración así como la adaptación de la confitería a nuestros tiempos. Ha trabajado en diferentes pastelerías de Europa recogiendo el testigo de los grandes autores de este siglo y tomando de cada uno de ellos su particular visión.

 

Ariel recibió el premio al Mejor Maestro Chocolatero de España en 2005 y la mejor pieza creativa en ese mismo año. Estos reconocimientos fueron un billete directo para la final mundial de bombonería, teniendo así la oportunidad de medirse con los mejores bomboneros  del momento.

 

Ayer realizamos bombones rellenos de Grand Menier, pero no eran unos bombones cualquiera. Antes de ponerse manos a la obra Ariel imaginó un universo de luces y colores que volcó con su pincel en  un lienzo de policarbonato inyectado. El resultado final podéis verlo en esta foto que os adjunto. Tuve la osadía de bautizarlos Bombones Universales en la entrada que hice en Instagram.  Daba pena comérselos pero mi desmedida afición al chocolate fue superior y tras observarlo detalladamente lo saboreé con los ojos cerrados. Delicioso!

 

 

Por si esto fuera poco Ariel nos enseñó a hacer macarrons de pistacho, de los que tengo que decir no haber sido una gran devota (a pesar de su momento de popularidad) hasta que los probé en la maravillosa tienda de Ladurée de París, y hasta ayer. Los macarrons de Ariel no tienen nada que envidiar a los de Ladurée. Al contrario de los que solemos encontrar habitualmente en todas partes estos son esponjosos, suaves, sutiles y cremosos. Deliciosos.

 

 

Y finalmente una mouse de chocolate tan ligera y volátil como exquisita.

 

 

 

Yo, que soy una loca del dulce, no puedo estar disfrutando más de la maravillosa experiencia de tener a Ariel trabajando el dulce en frente de mí. Experiencia que quiero compartir con todos vosotros y por ello pronto publicaré en nuestro blog todas las recetas que hemos elaborado en el curso.

 

Love is in the kitchen!

 

BIENVENID@S AL BLOG DE PANDELINO

 

 

En PANDELINO Daily te contaremos las historias que día a día acontecen en nuestro mundo. Eventos, novedades, promociones, curosidades, información sobre nuestros productos…

También queremos compartir con vosotros nuestra manera de hacer, recetas, trucos de cocina…

PANDELINO es un mundo inclusivo, en este blog conocerás nuestras fuentes de inspiración, todo lo que nos gusta y apasiona.

¡No dudes en dejarnos comentarios y sugerencias!